lunes, 31 de julio de 2017

Prólogo nuestro al libro Fábulas y cuentos de Pinto (H. E, Pinto Ávila)


Prólogo

            Cuentos y fábulas de Pinto es un libro para todos, y digo esto porque cuando mencionamos la palabra “fábula”, inmediatamente llega a nosotros nuestra etapa escolar, cuando los animales, de la mano de grandes maestros como Esopo, Tomás de Iriarte, Félix María Samaniego, La Fontaine, Rafael Pombo, entre muchos otros, nos traían las primeras lecciones morales, las cuales nos servirían para toda la vida; pero digo que no solo para niños y adolescentes, sino también para adultos sin ningún distingo especial, porque la moral es la luz social que ilumina el interactuar humano. Sin ella todo sería caos y el conocido “sálvese quien pueda”, nos haría inviables como especie.

            La ventaja de la fábula y su gran herramienta denominada “moraleja”, es que llega de una manera sencilla e inequívoca a cualquier persona, esto sin especiales esfuerzos en los procesos cognitivos, lo que facilita la labor de enseñanza y aprendizaje de ética y moral, que siempre ha sido necesario que las nuevas generaciones miren atrás y retomen las cosas buenas y enderecen las torcidas.

            El escritor y poeta H.E. Pinto Ávila, nos presenta una serie de fábulas con una visión distinta a las ya tradicionales, él utiliza los recursos espaciales que conoce de primera mano, temáticas que parecen novedosas por el acertado manejo del lenguaje y del entarimado donde actúan sus personajes, que no siempre son animales, que ya el género dejó atrás esta exclusividad, ahora cualquier ente puede tomar vida y adquirir atributos humanos como la voz y el pensamiento, todo ello —desea el artista—, para transmitir sus experiencias y cuidar, si es posible esto, que nadie deje de aprender en sus errores (confesión valiente, por cierto) y lleven una vida libre de sobresaltos.

            Pero también encontraremos cuentos interesantes, de tramas no forzadas, historias que discurren ante la curiosidad del lector, que se meterá en ellos y perderá la noción del tiempo, cuentos que seguramente no tendrán destinatarios de edad determinada, porque estarán disponibles para cualquiera que quiera y ame la lectura.
            En mi concepto, este es un libro para gozarlo, compartirlo, utilizarlo; será de gran ayuda para profesores de Lengua Castellana, de Literatura, de primaria, y para cualquier educador que quiera enseñar moral a través de divertidas historias, porque la diversión está garantizada.

Si hubo una época, en que “las uvas están verdes”, como en la famosa fábula, H.E. Pinto Ávila, en este libro nos entera de que un descendiente de aquella zorra resignada, cambió la estrategia y logró alcanzar las uvas.  Cuando tengas el libro en tus manos, conocerás este y otros instantes luminosos que brotaron de su pluma fértil. Solo resta dar la bienvenida a nuestro escritor y nuevo fabulador, quien vino para quedarse y adquirir un nombre de respeto entre nosotros.
  
Juan Carlos Céspedes Acosta
Cartagena de Indias, 8 de octubre de 2015
  

© Todos los textos son de propiedad exclusiva de Juan Carlos Céspedes (Siddartha)

El material de este blog puede ser reproducido citando la fuente y el autor

La otra orilla…
Todos los poetas hablan de ella
Pero no hay otra
Esta es la única.

Te ofrezco mi amistad.

Tres poemas de mi cosecha

Un viaje por la fotografía.

El Oráculo de Sidarzia

Un minicuento